La Universidad de Alcalá (UAH) es una institución pública que fue fundada en 1499 por el cardenal Cisneros. Es una de las universidades más antiguas de Europa, y uno de los primeros ejemplos de ciudad universitaria planificada al servicio de una comunidad educativa. Las Constituciones fundacionales de la Universidad de Alcalá sirvieron de modelo para la creación de varias universidades latinoamericanas y por sus aulas han pasado algunos de los mejores exponentes de las letras y la cultura españolas, como Lope de Vega, Tirso de Molina, Francisco de Quevedo, Tirso de Molina, Fray Luis de León, Ignacio de Loyola, Juan de Mariana, Arias Montano, Ginés de Sepúlveda, o Gaspar de Jovellanos, entre otros. En el Paraninfo de la Universidad tiene lugar todos los años la entrega del Premio Miguel de Cervantes, el galardón literario más importante en lengua castellana.

Integrada en la ciudad de Alcalá de Henares, conocida por ser el lugar de nacimiento de Miguel de Cervantes, el creador del inolvidable Don Quijote de la Mancha, la Universidad está situada a 30 kilómetros de Madrid y a 20 kilómetros del aeropuerto de Madrid-Barajas. La universidad de Alcalá  fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998 por su importancia cultural y por su impresionante herencia arquitectónica.

Hoy la Universidad de Alcalá es una universidad moderna, con una oferta muy amplia de titulaciones en todos los ámbitos del saber, y una de las primera universidades españolas adaptadas plenamente al Espacio Europeo de Educación Superior.

En nuestras aulas estudian casi 30.000 alumnos. De ellos, unos 20.000 realizan estudios de Grado, impartidos por una plantilla de 1.800 profesores e investigadores, distribuidos en 43 departamentos, repartidos en tres campus diferenciados: el del centro histórico, que alberga en edificios de los siglos XVI y XVII las enseñanzas de Humanidades, Arquitectura, Ciencias Sociales, Jurídicas y Económicas; el campus externo científico-tecnológico, donde se sitúan las Facultades de Ciencias Ambientales, Biología, Farmacia, Medicina, Química, y las Escuelas de Enfermería y Fisioterapia, de Informática, y la Escuela Politécnica Superior; y el campus de Guadalajara, que atiende estudios de Magisterio, Ciencias Empresariales, Enfermería, Ingeniería de la Edificación y Turismo. Entre las principales fortalezas de la Universidad destacan la enseñanza de la lengua española, así como la investigación en los campos de la biomedicina y la bioingeniería. Dispone de cuatro Hospitales Universitarios asociados, tres Institutos Universitarios multidisciplinares, dos parques científico-tecnológicos y otras instalaciones destinadas a la investigación experimental y biomédica.

La Universidad cuenta con 16 bibliotecas, dotadas de 2.700 puestos de lectura, y una gran colección digital, en la que se incluyen más de 16.000 títulos de revistas electrónicas. Los profesores e investigadores de la Universidad de Alcalá pueden acceder también, desde sus propios centros, a los fondos bibliográficos del Depósito de la Biblioteca Nacional ubicado en el Campus Científico-Tecnológico de la Universidad, que reúne más de 10 millones de volúmenes.

La Universidad de Alcalá, además de poseer un rico patrimonio arquitectónico y artístico, herencia de su dilatada trayectoria histórica desde finales del siglo XV, es una universidad que apuesta por la innovación tecnológica y la colaboración con el mundo empresarial e industrial, así como por la internacionalización de sus estudios y su investigación. Prueba de ello son los más de 5.000 estudiantes internacionales que acuden a formarse a nuestras aulas.